- LLÁMANOS - 951 38 57 25 info@ratingempresarial.com

El fabricante alemán de automóviles Audi, filial del grupo Volkswagen, obtuvo un beneficio operativo de 2.500 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un fuerte aumento del 90,9% respecto al mismo período de 2010.

La cifra de negocio de la firma de los cuatro aros se elevó a 21.500 millones de euros entre los pasados meses de enero y junio, lo que se traduce en una progresión del 22,5% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente.

Este incremento del beneficio y de las ganancias es consecuencia del aumento de las ventas, de la mejora del ‘mix’ de modelos y de la continua optimización de los costes, según el director financiero de la corporación, Axel Strotbek.

De esta forma, el retorno sobre ingresos de la multinacional durante la primera mitad de 2011 alcanzó el 11,8%, frente al 7,6% de 2010, superando el objetivo de situar este ratio entre el 8% y el 10%.

Las ventas mundiales de Audi ascendieron a 652.970 unidades, un 17,7% más, de las que 63.000 unidades correspondieron al modelo A1. Además, según la empresa, se mantiene fuerte la demanda de los todoterrenos Q5 y Q7.

El presidente de la compañía, Rupert Stadler, aseguró que la marca ha seguido la senda positiva del pasado año en el primer semestre de 2011, “con gran éxito”.

Con todo, el director financiero advirtió de los “enormes retos” que afronta la industria automovilística mundial ante la “inmensa deuda pública de grandes economías, la volatilidad en los mercados y el aumento de precios de las materias primas, generado principalmente por la especulación”.

No obstante, la compañía confía en mantener su tendencia de crecimiento en el segundo semestre de 2010, gracias a los últimos lanzamientos, como el del A6, y a la llegada de nuevos modelos como el A6 Avant y el Q3.

FUENTE: CINCODIAS 01/08/2011