- LLÁMANOS - 951 38 57 25 info@ratingempresarial.com

Cada vez se extiende más el uso de los dispositivos móviles para acceder a Internet. Pero la explosión está aún por llegar. Según el estudio realizado por IDATE, se espera que en 2015 el 37% de la población mundial acceda a Internet móvil.

Hay varios factores que han hecho posible esta revolución en la que ya estamos inmersos, y que seguirán posibilitándola en los años venideros. Por un lado, el desarrollo de la tecnología 3G, que permite una mayor conectividad. Por otro, el boom de los smartphones, que, de una parte, facilitan esa conectividad, y de otra, con sus pantallas de mayor tamaño y su gran cantidad de aplicaciones, ofrecen un acceso a Internet más cómodo. Por último, los expertos señalan como fundamental la comercialización de dichos smartphones: la enorme publicidad que se les ha dado, el hincapié que se ha hecho en las ventajas que ofrecen, ha permitido que muchas personas se hayan interesado por ellos pero, además, que casi todo el mundo conozca sus virtudes y esté abierto a su uso en el futuro. Por tanto, el terreno está más que abonado para que sea posible la generalización de la conexión a Internet desde cualquier lugar.

Según las previsiones de Juniper Research, se solicitarán 81 millones de tabletas en 2015, mientras que para IDC, en 2014, la cantidad de demandas llegará a 46 millones. Sin embargo, la consultora IDATE cree que la mayoría de estos dispositivos empleará conectividad WiFi, y sólo un número limitado usará la conectividad móvil. Como resultado, el pronóstico global sobre el crecimiento de la conectividad de dispositivos móviles seguirá a un ritmo constante, pero con una tasa cada vez menor.

En cuanto a los dispositivos de MiFi, IDATE espera que supongan  un impacto menor que las tabletas, y, según sus predicciones, no volverán a influir en la tasa de crecimiento global de dispositivos de conectividad móvil.

Por otro lado, IDATE calcula que alrededor del año 2013 el número de dispositivos de conectividad móvil enviados en forma de módulos integrados superará al de los USB dongles, debido principalmente a la reducción de costes de integración de dichos módulos y una mayor comodidad para los usuarios.

Fuente: The Slogan Magazine