- LLÁMANOS - 951 38 57 25 info@ratingempresarial.com

Las nuevas promesas de los negocios proponen retomar la confianza, recuperar al cliente, la simplicidad y una disciplina contable.

Los jóvenes ejecutivos lo tienen claro: hay que volver a los orígenes, recuperar los valores tradicionales, simplificar los negocios y centrar la estrategia de una compañía en el cliente. Un plan que va unido a la disciplina contable y una sensación de vértigo por lo rápido que cambia el entorno económico. “Esta crisis no es sólo económica, es una crisis de valores. Alrededor del mundo hemos visto un choque de los valores fundamentales en los negocios. Pero tenemos que volver a esos patrones básicos, mirando al pasado pero atentos a las nuevas tecnologías”, dice Robert A. Frances, presidente internacional de YPO (Young President’s Organization) y primer ejecutivo del grupo financiero canadiense Peak. “Tenemos que recuperar el estilo de aprender a sufrir, empezar poco a poco y con sacrificio. Son esos valores que hemos olvidado cuando el dinero era barato y que ahora vuelven a ser importantes en los negocios”, añade Miguel Garat, director general de Asia-Pacífico de Haworth, fabricante de muebles de oficina. “Sin embargo, el elemento realmente diferenciador de esta crisis es que todo sucede mucho más rápido en cualquier momento de la historia. Es muy estresante, pero hay que habituarse a cambiar las cosas cada día”, asegura Javier Rodríguez Zapatero, director general de Google en España, Portugal y Turquía. Decisiones “Tenemos que preocuparnos más por el día de mañana y tomar decisiones más medidas, no como ha ocurrido en los últimos años. También hemos de poner el foco en los sectores que nos van a permitir desarrollar al resto de mercados, como la eficiencia energética o la forma de utilizar mejor los recursos”, comenta Hannes Shariputra, presidente de la aseguradora rusa Rosno, propiedad de Allianz, que agrega que “parece que hemos olvidado las lecciones más básicas de los negocios. Desperdiciar es un terrible pecado en tiempos de crisis”. Casi doscientos jóvenes directivos asociados a YPO se reunieron este fin de semana en Madrid para intercambiar experiencias y conocimiento empresarial. Los profesionales de fuera quieren aprender de la pasión de sus compañeros españoles, para hacer frente al entorno económico adverso. Estos líderes han detectado una barrera que frena la recuperación. “Hay una falta de coordinación del liderazgo para resolver el problema económico. El mundo tiene muchos líderes que no se están coordinando, no están intercambiando sus ideas de un forma que sean provechosas para salir de esta situación”, asegura Frances.

Fuente: Diario Digital Expansión (26/09/2011).