- LLÁMANOS - 951 38 57 25 info@ratingempresarial.com

El Departamento de Transportes de Virginia (VDOT por sus siglas en inglés) juega con tres opciones para adjudicar el diseño, financiación, construcción y operación durante 75 años de la autopista 460. Una infraestructura de 88 kilómetros, entre las ciudades de Petersburg y Suffolk, que el Estado trata de sacar adelante contra viento y marea. Ferrovial encabeza una de las ofertas, frente a los consorcios de la constructora sueca Skanska y de la estadounidense Clark Construction.

El propio VDOT estima que las obras se llevarán entre 1.500 y 2.000 millones de dólares (de 1.040 a 1.387 millones de euros). Lo que se ha intentado hasta hora es minimizar el impacto sobre los fondos públicos.

De hecho, el concurso fue detenido en mayo de 2010, tras años de estudios y con las ofertas sobre la mesa -Sacyr lideraba uno de los consorcios- por la falta de disponibilidad de ayudas estatales.

Tras manejarse la posibilidad de que fuera el capital privado quien soportara el 100% de la inversión, fueron las propias empresas interesadas las que hicieron ver al VDOT que esa opción era inviable en estos momentos. De este modo, se ha recuperado el proyecto con respaldo federal y estatal. Eso sí, la autoridad de transportes de Virginia va a primar, entre otros puntos, la oferta más económica y que disponga de menos respaldo público.

El consorcio de Ferrovial, en el que figuran las ingenierías locales Janssen & Spanns y A. Morton, además de la constructora American Infrastructure, hizo una oferta preliminar de 1.490 millones de dólares en obras, con 780 millones de dólares de ayuda pública.

Skanska y sus socios, Bank of America y Aecom entre otros, avanzaron un presupuesto de 2.720 millones de dólares, con 262 millones en ayuda del Estado. Y el grupo de Clark Construction y Barclays estimó 2.250 millones de dólares, con una inyección pública de 500 millones.

El concurso acumula meses de retraso. Virginia quería tener las ofertas detalladas en mayo de 2011, pero no dispondrá de ellas hasta el primer trimestre de 2012. El 20 de enero se entrega la propuesta técnica y el 22 de febrero concluye el plazo para formalizar la puja económica. A partir de ahí se elegirá la mejor oferta y se negociará con el ganador antes de firmar la adjudicación.

Fuentes del sector calculan que el valor de la concesión, obras incluidas, superará los 4.000 millones de dólares (2.775 millones de euros).

El corredor 460 es estratégico para Virginia. Su papel principal sería el de ruta de evacuación en caso de huracanes, pero también se trata de una vía esencial para el tráfico de mercancías al encontrarse en el área de influencia de los puertos de Hampton Roads, en la costa Este

FUENTE: Diario digital cinco días 22/08/2011 J. F. Magariño – Madrid