- LLÁMANOS - 951 38 57 25 info@ratingempresarial.com

El grupo Ferrovial ha pasado en un solo día de ser una de las constructoras más apalancadas del país a contar con un balance saneado para los estándares del sector. La firma que preside Rafael del Pino anunció ayer la venta del 5,88% de BAA, su filial de aeropuertos, a firmas de inversión gestionadas por Alinda Capital Partners por un importe de 280 millones de libras esterlinas (325 millones de euros). Por lo pronto, el mercado lo agradeció con una subida del 6,52% en Bolsa.

Las implicaciones de la operación van más allá de la obtención de liquidez. Con el traspaso de títulos, Ferrovial controla ahora el 49,99% de BAA. Al situar su participación por debajo del 50%, ya no se apunta en su balance la abultada deuda de su filial (unos 14.560 millones de euros), por lo que el pasivo del grupo español pasa de un total de 19.750 millones a 5.190. Del lado de los ingresos, en cambio, la firma que preside Rafael del Pino consolidará una cuota de los beneficios de BAA equivalente a la participación que ostenta. Verá también mermada la contribución de la filial al Ebitda, que en 2010, año en que los atípicos distorsionaron las cuentas, supuso la mitad de los 2.514 millones cosechados.

La reducción de deuda que comporta la operación, equivalente al 74% del total del grupo, pone a Ferrovial en una posición mucho más favorable de cara a la obtención de recursos en los mercados financieros. Algo que le vendrá bien a la compañía, a tenor de los varios proyectos que baraja a corto plazo.

Uno de los más inmediatos es la privatización de la gestión de los principales aeropuertos españoles (Barajas y El Prat). Las ofertas para hacerse con los contratos de gestión deben estar listas para el próximo 31 de octubre. Descontando la aportación de fondos propios, Ferrovial deberá conseguir en el sector financiero unos 2.200 millones en el caso de Barajas y unos 1.000 si opta a El Prat (solo podría hacerse con uno de los contratos, por lo que el total en ningún caso alcanzaría los 3.200 millones).

Fuera del mercado español, Ferrovial pugna ahora mismo por varios contratos. Lidera un consorcio que compite con ACS para hacerse con la construcción y gestión durante 60 años de un puente en Alaska (EE UU), un proyecto valorado en unos 525 millones de euros. También trabaja en la oferta final para adjudicarse las obras y posterior gestión de una autopista en Virginia, cuyo presupuesto podría alcanzar los 1.400 millones de euros. El tren de alta velocidad de California, para el que las Autoridades ya han comprometido unos 4.630 millones, y la ampliación de la autopista 407 ETR de Canadá, valorada en unos 1.480 millones, son otros proyectos que sigue muy de cerca la compañía en el extranjero.

Tasación

Otra de las consecuencias de la operación llevada a cabo por Ferrovial es que otorga una valoración concreta a BAA, que al no cotizar en Bolsa no puede tomar su capitalización como referencia. Al precio pagado por la participación que acaba de vender Ferrovial (325 millones de euros por un 5,88% de la compañía), el 100% pasaría a costar 5.524 millones.

La tasación de BAA llega en un momento en el que las autoridades británicas fuerzan a la compañía a vender alguno de sus dos aeropuertos escoceses (Glasgow o Edimburgo), al que deberá seguir la venta de Stansted.

FUENTE: DIARIO DIGITAL CINCO DIAS

PUBLICIDAD:

Rating empresarial es una empresa especializada en envitar la morosidad en su empresa, para ello llevamos a cabo estudios económicos financieros y de riesgos de las sus clientes y posibles clientes, mas allá de una mero informe comercial, un analista le asesora personalmente del riesgo en que va a incurrir y le ayuda en la toma de decisión, tal es así que respondemos del coste del informe, es decir que si nuestra recomendación es negativa procedemos a la devolución del precio del informe, llámenos al 902 10 98 63.