- LLÁMANOS - 951 38 57 25 info@ratingempresarial.com

En pleno centro financiero de la capital y con Amancio Ortega como casero, la cadena francesa de distribución de productos tecnológicos y culturales la Fnac ha abierto su vigésima segunda tienda en España, en el Paseo de la Castellana, junto a los Nuevos Ministerios de Madrid. “El equipo de España, liderado por Enrique Martínez, identificó esta zona como un enclave con gran potencial para atraer nuevos socios”, explica Alexandre Bompard, presidente del grupo Fnac, durante la inauguración de su nueva tienda en España.

El establecimiento, situado en la antigua sede de Axa y junto a la antigua tienda de muebles Habitat, cuenta con 4.000 metros cuadrados de superficie, distribuidos en tres plantas.

La apertura también supone la presentación oficial de Alexandre Bompard en el mercado español. El sucesor de Christophe Cuvillier fue nombrado en noviembre de 2010, tras una carrera muy variada.

Presente en países europeos como Bélgica, Suiza, Mónaco, Grecia y Portugal, la Fnac dio el salto al mercado sudamericano en 1999 con la apertura de su primera tienda en Sao Paulo (Brasil).

Creada en 1954 por dos amigos, André Essel y Max Théret, la Féderation Nationale d’Achat des Cadres (Fnac) forma parte del grupo PPR, hólding dirigido por François-Henri Pinault y propietario de firmas como Puma, Gucci, Yves Saint Laurent, entre otras.

En 2010, Fnac facturó 4.473 millones de euros, de los que España fue el segundo país en volumen, después de su vecino galo, con unas ventas de 426 millones en 2010. “España es un país esencial para nosotros, donde continuamos invirtiendo y buscando nuevas ubicaciones”, subraya.

La muestra de esta apuesta queda patente en las dos últimas aperturas realizadas este año: en el centro comercial Las Arenas de Barcelona y la de Madrid. “La historia de España y de Fnac es una historia de amor y, como cualquier historia de amor, hay momentos dulces, que hemos aprovechado, y momentos difíciles; pero la nuestra es una relación sólida y sólo pensamos en cómo hacerlo mejor en este mercado”, asegura Bompard.

Su apuesta va más allá y, hasta 2015, el grupo Fnac pretende abrir doce tiendas más. Para ello, invertirá cien millones de euros. “Cuando alguno de nuestros competidores se retira, nosotros seguimos aquí. Esta política la llevamos desde hace años, como líderes del mercado cultural y con el claro objetivo de reforzar nuestra posición en el mercado tecnológico, también con el e-comerce”, señala.

En este sentido, el grupo francés acaba de ampliar su objeto social en España para incluir la venta de instrumentos musicales. “Estamos testando nuevos productos y, entre ellos, el de los instrumentos, que queremos probar en varios centros en España”, reconoce el presidente.

FUENTE: EXPANSIÓN 14/09/2011