- LLÁMANOS - 951 38 57 25 info@ratingempresarial.com

Google protagonizó ayer un ambicioso movimiento con el que aspira a romper el actual statu quo del mundo de la telefonía móvil. Un campo de batalla donde mantiene una dura pugna con Apple además de con empresas como Nokia, Microsoft y RIM, fabricante de la Blackberry. Así, el buscador va a convertirse también en fabricante de dispositivos tras llegar a un acuerdo para comprar Motorola Mobility, compañía que agrupa el negocio móvil de la histórica compañía estadounidense, por 12.500 millones de dólares (unos 8.700 millones de euros).

El buscador pagará 40 dólares en efectivo por cada acción de Motorola Mobility, cifra que supone una prima del 63% con respecto al precio de cierre de la sesión del viernes. Claro que la compañía que va a ser adquirida estaba cotizando en los precios mínimos del año, penalizada por las turbulencias en las bolsas. Desde enero, y hasta el pasado viernes, Motorola Mobility acumulaba un retroceso cercano al 20%.

La compra de Motorola Mobility va a ser la mayor adquisición realizada por Google, y de largo. Hasta ahora, la mayor operación protagonizada por el buscador había sido la compra de la compañía de publicidad online DoubleClick, por la que pagó 3.100 millones de dólares en marzo de 2008. Otras operaciones millonarias protagonizadas por Google han sido la compra de Youtube por 1.650 millones en noviembre de 2006; la de dMarc Broadcasting, por 1.230 millones en febrero de 2006; la de AdMob en noviembre de 2009, por 750 millones; y la de ITA Software en julio de 2010, por 700 millones.

En la última década, antes de la compra de Motorola Mobility, Google ha realizado más de un centenar de adquisiciones, a las que ha destinado más de 10.000 millones de dólares.

La compañía está haciendo valer su músculo financiero. Al cierre del segundo trimestre, Google tenía 39.100 millones de dólares entre tesorería e inversiones a corto plazo.

Lo cierto es que Google ha dado un paso más para hacerse fuerte en el negocio móvil. De hecho, al poder fabricar dispositivos podrá emular a Apple (con su iPhone), su gran rival en el área de sistemas operativos para smartphones y en el de las aplicaciones móviles.

La compra de Motorola Mobility, que surgió de la división a principios de este año de la histórica Motorola (surgiendo Motorola Mobility y Motorola Solutions, que agrupaba el negocio de software) convertirá automáticamente a Google en el octavo fabricante mundial de móviles. Según los datos publicados por Gartner la pasada semana, en el segundo trimestre, Motorola Mobility vendió 10,2 millones de terminales (la empresa dijo que había vendido 11 millones de dispositivos, de los que 4,4 millones eran smartphones), cifra que le otorgó una cuota de mercado del 2,4% (hace un año tenía una cuota del 2,5%).

Integración con Android

Ahora, la incógnita es cómo Google combinará Motorola Mobility con Android, su sistema operativo para smartphones, que es el líder mundial en este ámbito con una cuota de mercado del 43,4%. Larry Page, consejero delegado del buscador, explicó que la compra de Motorola Mobility, actualmente uno de los principales partners de Android (sistema por el que Motorola apostó en la refundación de su negocio móvil), le permitirá dar un impulso al ecosistema generado por este sistema operativo y fortalecer su posición ante el aumento de la competencia en el mundo del móvil. Además, Google se hará con el amplio portfolio de patentes de Motorola Mobility (tiene más de 17.000), un área donde mantiene una dura pugna con Apple y Microsoft, extendida a los tribunales.

La operación no es la primera tentativa de Google en este área. Dentro de sus intentos de avance en el móvil, comercializó sus propios terminales: Nexus One y Nexus S. Eso sí, el buscador introdujo su software en los teléfonos, los fabricantes fueron HTC y Samsung, respectivamente.

Ahora la situación cambia porque Google fabricará sus propios teléfonos en los que introducirá Android. Quizá en un intento de evitar roces con las autoridades de la competencia, Google precisó que, pese a la compra de Motorola Mobility, Android seguirá siendo un sistema operativo abierto para todas las empresas que quieran, y precisó que la compañía adquirida permanecerá como una división separada dentro del grupo. Pero, las incógnitas se disparan en torno a cuál será la opinión de fabricantes como HTC, LG, Samsung y Sony Ericsson, entre otras, que han apostado por Android para muchos de sus smartphones.

Autorización

Estas incógnitas son la que Google deberá resolver ante los que actualmente son sus socios en el negocio móvil. Y tendrá que hacerlo con celeridad. El buscador señaló que espera cerrar la compra a final de este año o principios de 2012, una vez obtenidos los permisos por parte de las autoridades de la competencia. Google debe estar seguro de que la adquisición se acabará materializando. De romper el acuerdo, según Reuters, el buscador pagaría una penalización de 2.500 millones de dólares. Si es Motorola la que abandona el barco, pagaría una indemnización de 375 millones.

Además, la operación es la primera gran apuesta de Larry Page, cofundador de Google, que asumió el puesto de consejero delegado en primavera en sustitución de Eric Schmidt.

Asimismo, parece que con la incorporación de Motorola Mobility, Google quiere ampliar los ingresos procedentes del móvil y así reducir la dependencia del negocio de la publicidad en internet, la base del grupo. Motorola Mobility registró unos ingresos de 3.300 millones de dólares en el segundo trimestre, cifra que supone un incremento del 28%. Además, ganó 26 millones frente a unas pérdidas de 87 millones en el mismo periodo de 2010.

La compra también tiene una derivación en el área televisiva. Y es que Motorola Mobility, junto a Cisco, es uno de los principales proveedores de descodificadores para el control de los servicios de televisión por cable. Según The Wall Street Journal, la operación también vendría a reforzar el servicio Google TV, creado por el buscador junto a Intel y Sony.

Mientras, en los mercados financieros ya se está concitando mucha atención. Las acciones de Motorola Mobility se dispararon un 55,78%, mientras que Google bajó un 1,09%.

FUENTE: CINCO DIAS 16/08/2011