- LLÁMANOS - 951 38 57 25 info@ratingempresarial.com

Francisco Rodríguez lleva toda una vida dedicado al olivar. Su padre fue uno de los noventa y nueve agricultores de la localidad jiennense de Torres que en 1963 se aventuró a emprender. Entre todos reunieron los 2.404 euros (por aquel entonces 400.000 pesetas) necesarios para convertir una vieja casa con un molino de aceite y unos 500 metros cuadrados de superficie en la primogénita Sociedad Cooperativa Nuestro Padre Jesús de la Columna.

 

La Cooperativa fue creciendo y en 1978 adquirió una fábrica de aceite en las afueras del pueblo, con una superficie de 2.250 metros cuadrados. La siguiente ampliación tardaría más de dos décadas. En 2001 y tras varias reformas en las instalaciones, se produjo el traslado definitivo de la fábrica al paraje denominado ‘Casería de Huellar’, en el que se ubica la almazara en la actualidad y cuyo nombre fue adoptado para la marca de aceite de oliva virgen extra que comercializan. Con una superficie total de 21.704 metros cuadrados, de los cuales 4.498 están a cubierto, la cooperativa está integrada por 535 socios, los cuales afirman mantener “el mismo espíritu tradicional” que sus antepasados en la elaboración de “aquel zumo natural de aceituna al que ahora llamamos Aceite de Oliva Virgen Extra”.

Desde 2008 Francisco Rodríguez, ostenta la presidencia de la Cooperativa que años atrás fundó su padre y que ahora ha dado un paso más hacia el futuro. La Cooperativa ha llevado a cabo una nueva ampliación para la que ha contado con una ayuda de 401.805,06 euros por parte del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), el 50% del monto total de unas obras que han costado 803.610,12 euros y gracias a las cuales se ha modernizado totalmente la fábrica. Según explica Francisco, “el trabajo que antes se hacía en 18 horas, ahora se hace en 10”. Ello es posible gracias a una nueva máquina limpiadora con cinco líneas y una nueva línea de molturación que permite un ahorro considerable de tiempo. Además de ésta, el pesado de la aceituna también se ha modernizado y ha permitido que los socios pasen de esperar dos horas a tan sólo 10 ó 15 minutos. “Hemos ganado tiempo y lo que es más importante, hemos ganado en calidad tanto del trabajo como de vida”

Información obtenida directamente de: http://www.andaluciasemueveconeuropa.com/revistahuelladigital/post-type-2.php?idC=2&idN=205&idR=61