- LLÁMANOS - 951 38 57 25 info@ratingempresarial.com

Hasta las previsiones más negativas de hace unos meses han quedado obsoletas. La mora puede alcanzar al cierre de este año el 8,5% para el conjunto del sistema financiero, según previsiones del Banco de España. El empeoramiento de la economía y el desplome de CAM justifican el aumento.

Los expertos deshacen y rehacen sus estimaciones. En 2010, vaticinaron que la morosidad tocaría techo a principios del presente ejercicio. Luego revisaron sus cálculos. Hace ahora tres meses, las propias entidades financieras preveían un aumento de la mora para este año hasta el 7% en el peor de los casos. Pero llegó julio y los préstamos dudosos de bancos y cajas sumaron una morosidad de casi el 7%. En concreto, del 6,94%. El porcentaje más alto desde 1995. La realidad superó la ficción. O en este caso, a las estimaciones.

A mediados de los noventa, los créditos ascendían a 264.082 millones de euros. Mientras, en julio pasado la financiación al conjunto de la economía española llegaba a 1,79 billones de euros.

A finales de septiembre, y tras revisar sus cálculos, el Banco de España ha reconocido que la morosidad sigue su tasa ascendente y que los créditos impagados pueden situarse entre el 8% y el 8,5% del total este mismo año, señalan varias fuentes financieras. Estas tasas se aproximan al récord marcado en 1994, cuando el conjunto de la banca española llegó al 9% de impagados, en gran parte derivado de la intervención de Banesto (el 28 de diciembre de 1993).

Sin embargo, entonces la medición de los ratios de morosidad era más laxa que en la actualidad. Fuentes del sector aseguran que alcanzar un 9% ahora podría equivaler a anotar un 12% de morosidad a mediados de los noventa.

El continuo deterioro de la economía española es determinante. La caída de la construcción y de la promoción inmobiliaria sigue machacando la cuenta de resultados de la banca. En julio, la mora ligada al ladrillo marcaba un récord del 17%, sobre unos créditos que suman 413.914 millones de euros.

Pero la caída de este negocio parece no tener fin. Fuentes de una gran entidad aseguran que la morosidad ligada al sector inmobiliario y la construcción cerrará el año con una tasa del 19%. Otro importante grupo también ha revisado al alza sus estimaciones de impagos. Esperaba no superar en el ejercicio el 6,5%, pero a septiembre su índice llega al 7%.

Los datos de la banca apuntan también a un crecimiento de la mora hipotecaria. El aumento del paro, unido al goteo de personas que dejan de percibir el subsidio de desempleo (200.000 este año) provocan que la tasa de impagos de particulares suba a ritmos más elevados.

Las cifras de mora revisadas en Caja Mediterráneo (CAM), que llegan al 19% a junio frente al 9% declarado por los ya exgestores, influyen muy negativamente. «La entrada del FROB en Unnim, Catalunya Caixa y en Novacaixagalicia generará una subida de la morosidad para todo el sistema financiero», asegura un ejecutivo de una caja. Los expertos auguran que la mora no tocará techo hasta bien entrado 2012 o incluso 2013.

Fuente: Diario Digital cinco dias (04/10/2011)