- LLÁMANOS - 951 38 57 25 info@ratingempresarial.com

De cara al cierre de año consideramos que es muy importante que los pasivos financieros sean los menos posibles en sus balances.

Una vía para conseguir dicho objetivo es recurrir al uso del anticipo de facturas a través del factoring SIN recurso, con el fin de vender los derechos de crédito comerciales (facturas) pudiendo destinar la liquidez obtenida por ejemplo a cancelar saldos dispuestos de créditos; pago anticipado a proveedores con la consiguiente obtención del descuento por pronto pago; para mejorar la posición de tesorería,… y con el fin último de mejorar sus Ratios.

Este hecho financiero es relevante pues los analistas de riesgos de las Entidades Financieras e inversores en capital o deuda emitida por sus empresas, tomarán como referencia los ratios de deuda para medir el saneamiento, pulmón financiero y viabilidad de su Compañía. También suele ser muy útil para lograr el cumplimiento de Covenants de Deudas Sindicadas, eludiendo así el tener que solicitar waivers (dispensas) de Covenants a sus acreedores de deuda bancaria.

Automáticamente con esta práctica las empresas mejoran realmente su liquidez, y por ende los ratios financieros vinculados a su deuda financiera neta. El más comúnmente usado es el de D.F.N./EBITDA (Deuda Financiera Neta vs Beneficio de Explotación + Amortizaciones y Depreciaciones o Deterioros Corrientes), así como el de DFN/PN (ratio que compara el peso de la deuda neta con el patrimonio neto empresarial).

Si bien es especialmente importante al cierre del ejercicio, también es una práctica muy utilizada de cara a los cierres semestrales o trimestrales, para “limpiar su balance”.

Muy importante el concepto “Sin Recurso” ya que gracias a esta modalidad el fondeador  le compra sus créditos asumiendo el riesgo de insolvencia de sus deudores comerciales.

Con el Factoring SIN Recurso  el fondeador no sólo podrá anticipar el cobro de sus ventas y OLVIDARSE, sino que esta vía de financiación  podría no  consumirle  riesgos ni a usted ni a sus clientes dentro del Sistema Bancario (CIRBE),, pero esto ocurría si acude a la  vía de financiación alternativa NO Bancaria.