- LLÁMANOS - 951 38 57 25 info@ratingempresarial.com

En los últimos días,  la Delegación de Málaga  de la Agencia Tributaria  está remitiendo notificaciones masivas a socios  con participaciones  significativas en sociedades de las que han percibido retribuciones,  consideradas, históricamente en España, rendimientos del trabajo personal, exigiéndoles el pago del IVA sobre dichas retribuciones al calificarlas, ahora y sólo en Málaga,  como rendimientos de actividades económicas (la regularización propuesta alcanza a los ejercicios no prescritos,  2.007 a 2.010).

El Colegio de Economistas de Málaga, ante la gravedad de la arbitraria medida adoptada por la Delegación de Hacienda de Málaga y que afecta al casi cien por cien de las pequeñas y medianas empresas malagueñas,  ha elaborado un comunidado que está reenviado a todos sus miembros.

El diario sur de Málaga se hizo eco de esta noticia el pasado día 12/07/2011 como así publico en su diario digital y exponemos integramente mas abajo:

El Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), órgano especializado del Consejo General de Colegios de Economistas, denunció ayer que el departamento de gestión de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) en Málaga ha empezado a enviar de forma masiva propuestas de liquidación del IVA y el IRPF a socios de pequeñas y medianas empresas que obtienen rendimientos del trabajo de la sociedad tras recalificar las retribuciones que perciben como actividad económica. El colectivo califica este cambio de criterio de Hacienda de «capricho» y alerta de que si se extiende a toda España, un millón de socios de pymes se verán obligados a cambiar su modo de tributar y pagar más.
Esta asociación profesional expresó a través de un comunicado su «sorpresa e indignación por las actuaciones del Departamento de Gestión en la provincia de Málaga», que ha enviado «de forma masiva» propuestas de liquidación por IVA e IRPF a socios de pymes que, hasta el momento, obtienen rendimientos por el trabajo que desempeñan en las sociedades y tributan por ello.
Más burocracia
 
El presidente del REAF, Jesús Sanmartín, se confesó ayer «perplejo» por esta actuación de Hacienda y declaró que «se está creando un problema donde no existía ningún conflicto». Según él, con este cambio de criterio solo se añadirían obligaciones formales para el contribuyente y problemas a la administración «Estas actuaciones causan un profundo desánimo en los contribuyentes que tributan correctamente, a la vez que restan efectivos a la represión del fraude», añadió.
El Registro de Economistas Asesores Fiscales precisó que se puso en contacto con los servicios centrales de la AEAT el pasado 21 de junio para hacerle saber su «alarma» sin que, desde entonces, les conste que se haya intentado solucionar el problema.