- LLÁMANOS - 951 38 57 25 info@ratingempresarial.com

La telefonía móvil vivió ayer una operación corporativa de gran relevancia. Ericsson dijo su adiós definitivo al negocio de la fabricación de terminales al vender el 50% del capital de Sony Ericsson a Sony, que va a pagar un total de 1.050 millones de euros por hacerse con el control del 100% del capital de esta empresa.

Sin duda un cambio de relevancia que implica un aumento de la apuesta de Sony por el mundo de la telefonía móvil, especialmente en el segmento de los smartphones, donde compite con grupos como Apple, Nokia, RIM, Samsung, Motorola o LG. La operación, además, proporcionará a Sony una serie de patentes del segmento de telecos, propiedad de Ericsson.

Con la compra, Sony da un paso decisivo para la integración de sus distintos productos dentro de una misma oferta y estrategia. Y es que, hasta ahora, sus negocios vinculados a los tablets, las videoconsolas y otros dispositivos electrónicos funcionaban de manera casi separada de su actividad en los móviles. Howard Stringer, consejero delegado de Sony, señaló que la empresa podrá comercializar smartphones, tablets, portátiles, televisiones y otros equipos que puedan estar conectados para que los usuarios puedan acceder a una gran oferta de contenidos a través de internet. Un movimiento con el que Sony trataría de estar siguiendo una estrategia similar a la que ha puesto en marcha Apple.

Para Ericsson, por el contrario, la salida definitiva de Sony Ericsson supone su adiós al negocio de fabricación de móviles. Una actividad en la que entró hace ya muchos años, según explican fuentes del sector, para fabricar terminales con los que poder probar las infraestructuras que estaba desarrollando. «No había móviles y Ericsson tuvo que desarrollar sus propios prototipos para probar las redes», señalan.

Otras desinversiones

No es el primer fabricante de redes en hacer movimientos similares. Así, por ejemplo, Alcatel vendió su negocio de terminales al grupo chino TCL, mientras que Siemens vendió Siemens Mobile a la también china BenQ.

En cualquier caso, el movimiento fue bien visto por los mercados. Las acciones de Ericsson subieron en torno a un 4,5% en Estocolmo, mientras que los ADR de Sony (el anuncio fue posterior al cierre de la Bolsa de Tokio) llegaron a avanzar cerca de un 6% en Wall Street.

FUENTE: diario digital cinco días.

PUBLICIDAD:

En rating empresarial somos una empresa especializada en la gestión de riesgos comerciales, para ello llevamos a cabo estudios económicos financieros y de riesgos de sus clientes y/o posibles clientes de una forma personalizada, un solo objetivo mueve nuestro interés, evitar la morosidad en su empresa, nuestro compromiso es tal, que si una clasificación positiva por nuestra parte le resulta fallida, procedemos a la devolución íntegra del precio del informe. Contacte con nosotros al 902 10 98 63.