- LLÁMANOS - 951 38 57 25 info@ratingempresarial.com

La entidad malagueña celebró ayer en la capital su Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria donde, además de aprobar las cuentas anuales del ejercicio 2010 y el presupuesto de la Obra Social en 2011, dio el visto bueno al ejercicio indirecto de la actividad financiera de la caja a través de Unicaja Banco, después de que fuese ratificado por el Consejo de la caja en marzo. «Será un instrumento de actuación para una mejor y más flexible adaptación a los nuevos requerimientos normativos, lo que supone el mantenimiento de Unicaja como Caja de Ahorros y de su Obra Social», especificaba la entidad en una nota de prensa..

Los responsables de la entidad quieren que ésta arranque ya el ejercicio 2012 convertida en Unicaja Banco. Hasta entonces, deberá sumarse Caja España-Duero, que también está acometiendo por su parte la creación de una entidad bancaria donde destinar toda su actividad financiera.  Los consejos de ambas cajas aprobaron en abril un protocolo de intenciones con vistas a dicha fusión, en el que queda ya fijado que Braulio Medel presidirá la nueva entidad, Unicaja dominará el 63% de su capital y que su sede estará en Málaga.

Unicaja Banco nacerá con un capital social de 800 millones de euros repartidos entre 800 millones de acciones con un valor nominal de un euro. Su prima de emisión es de 1.793 millones de euros y la fecha de efectos contables de la segregación de la actividad financiera de Unicaja se establece en el 1 de enero de 2011.

Respecto a la situación económica y financiera de la entidad, la Asamblea puso de manifiesto la posición de Unicaja como una de las entidades financieras españolas con mayor rentabilidad y solvencia -con mantenimiento de elevados niveles de solvencia con ratios muy superiores a la media del sector-, alto nivel de capitalización, así como notable capacidad de generación de recursos y de rentabilidad en relación al volumen de negocio, lo que toma una especial importancia en la situación actual de crisis económica, en un entorno financiero general caracterizado por la creciente competencia, la restricción de liquidez y el incremento de la morosidad.

En su intervención en la Asamblea, el Presidente de Unicaja, Braulio Medel, destacó, entre otros puntos, además del mantenimiento como primera entidad financiera de Andalucía, el liderazgo de la entidad en el sistema financiero nacional en la cobertura de la morosidad, con un porcentaje cercano al 132% en 2010, así como los esfuerzos realizados en la contención de la morosidad, que sitúan la tasa correspondiente en el 3,67%, muy por debajo de la media del sector.

Medel subrayó también que Unicaja cuenta con uno de los mayores niveles de coeficiente de solvencia del sector, del 15,1% al cierre de 2010, y suficientes niveles de liquidez. Señaló que la entidad alcanzó un beneficio neto consolidado a esa fecha de 151,21 millones de euros, tras las dotaciones realizadas en materia de provisiones en consonancia con el contexto económico y los habituales criterios de prudencia seguidos por la entidad. El volumen de negocio superó los 58.350 millones en el mencionado periodo.